Ozono y enseñanza.

Es curioso lo que uno recuerda o deja de recordar a lo largo se su educación. Mi experiencia como estudiante que he sido, soy y seguiré siendo, me dice que sobre todo no se olvidan dos cosas:  las ideas básicas necesarias para desenvolverse en el estudio de distintas asignaturas y las cosas que te gustan muchísimo y/o te llaman poderosamente la atención. Y para que un profesor consiga esto último tiene que estar absolutamente enamorado de la docencia y de aquello que está enseñando. Aunque no son la especie más abundante (y no digo que la responsabilidad sea solo suya, las condiciones en las que trabajan pueden influir mucho) es una gozada estudiar cuando te cruzas con un profesor así. Esto se refleja en mi mediocre expediente académico (las mejores notas siempre con los mejores profesores) y también muchas entradas de blog, en las que he hablado de química física, de física, de comunicación científica, de historia de la ciencia, de creatividad… todo sacado de ideas de una clase que recuerdo por la profesionalidad de aquel que la impartía. Hoy quiero hablar de Yolanda Madrid y del día en que nos explicó cómo se forma el agujero de la capa de ozono en su asignatura de química del medio ambiente. Casi puedo recordar la ropa que llevaba puesto, y fue hace lo menos 6 años.

El ozono es una molécula angular, muy bonita, formada por tres moléculas de oxígeno. Todos sabemos que hay una capa de ozono en la estratosfera que envuelve al planeta y reacciona con la radiación más nociva de la luz del sol, la UVB, de forma que nos protege de ella. En esta reacción se destruyen moléculas de ozono, que más tarde se vuelven a formar cerrando un ciclo, que mantiene en “equilibrio” la concentración de este gas, imprescindible para la vida en nuestro planeta. Entrecomillo la palabra equilibrio porque la concentración de ozono no es la misma en todas las zonas del planeta ni en todas las épocas del año. También hay que decir que el ozono es una sustancia nociva cuando su concentración aumenta en zonas más bajas de la atmósfera, en la troposfera. Pero ahora no vamos a entrar en esos trapos.

En los años 80 se descubrió que la capa de ozono se estaba estrechando de una forma alarmante, especialmente durante las primaveras del polo sur. Y la verdad es que tardaron en dar una explicación, porque no es fácil subir a la estratosfera a observar lo que pasa, y desde luego la solución tampoco era sencilla. Tanto es así que valió un Nobel de química a Paul J. Cruzten, Mario Molina y Frank Sherwood Rowland.  Muchos sabemos hoy en día que las sustancias que más contribuyen a la destrucción del ozono estratosférico son los denominados CFC (cloroflúorcarbonados) que se utilizaban industrialmente como refrigerantes y además eran considerados inocuos porque son muy estables y no reaccionan con nada. Y es verdad, no reaccionan con nada… hasta que llegan a la estratosfera y se ponen a reaccionar en plan salvaje con el ozono, rompiendo su ciclo y dejando al planeta más indefenso frente a la radiación solar. Pero la pregunta de oro es, si los CFC se utilizaban en las zonas más desarrolladas del planeta ¿por qué no está el agujero de ozono sobre los EEUU y sí sobre el polo sur? ¿Por qué se destruye más ozono durante la primavera austral? La respuesta a esta pregunta está en las nubes heladas que se forman en la Antártida a gran altitud durante el invierno.  Las moléculas de CFC quedan atrapadas que la gran superficie de las millones de partículas de hielo que forman estas nubes, y es en esta superficie donde se cataliza la disociación de estas moléculas, formando átomos libres de cloro, que son lo que realmente reaccionan con el ozono. Dichos átomos quedan atrapados en el hielo hasta la llegada de la primavera austral, cuando aumentan las temperaturas y las nubes se disipan. El cloro se libera y reacciona en cadena con el ozono, disminuyendo considerablemente su concentración, lo que afecta seriamente al ciclo que mantenía su concentración en “equilibrio”. Eso es lo que recuerdo así de bien, las moléculas de CFC siendo arrastradas en la superficie del hielo por los vórtices polares y la primavera austral deshaciendo el hielo y desatando reacciones en cadena… Es trágico, sí, pero no me digáis que no tiene un punto de romanticismo.

Es una gozada tener un buen profesor. Hoy en día la formación que deben recibir los profesores de secundaria ha mejorado mucho, con la desaparición del CAP y su sustitución por un master en docencia, aunque en la Universidad de Almería se lo hayan cargado con el despido del profesor Rafael López Gay. También es una vergüenza que en Andalucía no dejen entrar a los que han estudiado este máster en la educación pública, dado que se han bloqueado las oposiciones de profesores de secundaria. Menos mal que tenemos emprendedores, jóvenes, enamorados de su profesión, de la ciencia, con años y años de experiencia dando clases particulares, dispuestos a crearse su propio empleo. Un buen ejemplo está en mis amigos Elisa e Illo, licenciados en química, docentes de profesión y vocación, jóvenes y guapísimos, que se acaban de embarcar con mucha ilusión en su proyecto “Centro de estudios Ozono” en la calle Regalíz del almeriense barrio de La Vega de Acá (no somos nadie en Almería poniendo nombres, ya sea para academias, calles o barrios). Estoy super orgullosa de ellos y también convencida de que les va a ir genial, porque lo tienen todo muy bien estudiado (redes sociales incluidas) y sobre todo porque creen firmemente en su proyecto. ¡Mucha suerte, amigos!

Illo y Eli, guapísimos y contentísimos en su nueva academia.

4 thoughts on “Ozono y enseñanza.

  1. Me ha gustado mucho tu explicación sobre la disminución de la capa de ozono en la Antártida.Yo intento hacer lo propio sobre otros temas relacionados con el clima y el océano. No conocía tu blog pero me pasaré a partir de ahora a menudo.
    Raquel

    • Hola Raquel. Muy buen blog el tuyo. ¿Tienes cuenta de twitter? Estaría muy bien, twitter es muy virulento, y si te interesa conocer a gente interesada en la divulgación científica (aunque sea virtualmente) lo harás enseguida. Te dejo el enlace de una revista online y gratuita que hacemos (bueno, yo he colaborado dos veces) unos amigos y que tiene una calidad buenísima. Veo que tienes fotos preciosas en el blog, si quieres que las publiquemos no dudes en ponerte en contacto con Quique Royuela. Encontrarás el contacto en el enlace:

      http://feelsynapsis.com/jof/index.html

      • Muchas gracias por la recomendación. Se que debo encontrar el momento de hacerlo y quizá este sea el empujón que necesitaba. Te mantendré informada. Muchas gracias por toda la información y por tus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s