La casilla de apoyo la ciencia (una opinión).

Entrega de firmas frente al Ministerio de Hacienda. Imagen del diario El Mundo.

La semana pasada llegó al registro del Ministerio de Hacienda la propuesta de incluir una casilla de apoyo a la ciencia en la declaración de la renta, como la que existe para la Iglesia o las ONGs. Cuando vi la noticia en el telediario de tve pensé en escribir un post explicando por qué mi firma no está entre las casi 300.000 que han apoyado esta propuesta. No lo hice por problemas logísticos, pero como JAL ha vuelto a sacar el tema hoy en su colaboración con el programa de radio El Astrolabio se me ha vuelto a encender la bombilla.

En esta intervención JAL ha señalado que algunas voces han dicho algo como “tened cuidado con lo que deseáis, porque se puede cumplir, y os pueden aplicar más recortes alegando que ya contáis con esa financiación extra” Ese no es mi argumento, de hecho creo (puede que desde la ingenuidad) que alguien con un poco de criterio evitaría semejante cosa.

Lo mío es por una cuestión de marketing. Estamos criticando al gobierno por los recortes en investigación y diciendo en todos los medios a nuestro alcance que la recuperación económica del país pasa por una gran inversión en I+D, que con algo de paciencia y estabilidad podemos generar un gran beneficio, y ahora vamos y decimos que nos queremos colocar en la sección de (y quiero destacar que esto va entrecomillado) “las limosnas”. Está claro que la intención es buena y admiro al promotor de la iniciativa por haber llegado tan lejos, pero no creo que el dinero que se consiguiera si la casilla llegara a existir algún día compensara el hecho de que todo el país (porque hacienda somos todos) nos viera en esa posición.

Ahora mismo la esperanza de la ciencia española está en la inversión privada (algo de lo que también ha hablado hoy JAL en la radio) y creo que sería mucho más productivo centrar nuestras energías en esta posibilidad y no en pedir más dinero a un Estado con unos recursos claramente agotados. No digo que no se le critique por el recorte, pero está bien que además de quejarnos nos preocupemos de generar otra expectativa. Y para conseguir financiación privada lo último que se debe hacer es hablar de la ciencia como una cuestión de responsabilidad social. Hay que dejar claro invertir en I+D es rentable. De hecho depender en parte de una inversión privada (o si la inversión pública premiara a los grupos más competitivos y castigara a los menos) serviría para que los científicos estuvieran más centrados en resolver problemas de la industria y menos en publicar en revistas científicas. Eso sí que sería una gran noticia.

About these ads

5 pensamientos en “La casilla de apoyo la ciencia (una opinión).

  1. Se decía que Georges Pompidou (o François Mitterrand, no lo recuerdo bien) afirmaba lo siguiente (i disculpad lo políticamente incorrecto de parte de la frase):

    “Hay tres formas de perder el dinero: en el juego, en las mujeres o en la investigación. En el juego es la forma más estúpida; en las mujeres, la más divertida; y en la investigación, la más segura”.

    ¿Cómo revertir esta opinión, presente en muchos políticos y en bena parte de empresarios?

    Habría que poner sobre la mesa y difundir ejemplos positivos de colaboración científicos – empresarios. Pero cuesa encontrar historias positivas, o porque no lo quieren contar o porque no son muy significativas, o …

    • Aun sin declaraciones de empresarios es fácil entender que el concepto evolutivo de “sobreviven los que mejor se adaptan al cambio” es aplicable al mundo empresarial y eso convierte a la innovación en la seguridad del futuro empresarial. Ya lo dijo Serge Latouche en El ser creativo: “…Hemos basado la economía en un crecimiento del consumo y un crecimiento infinito es incompatible con un mundo finito. Esto lo entiende un niño de 8 años, pero no los economistas…”

  2. Estoy completamente de acuerdo contigo. Si bien yo sí que firme, lo cierto es que puntualicé sobre la iniciativa que puede ser peligroso quedarse con algo así. La investigación, como la cultura (como parte de ella, por cuanto abarca al saber de una sociedad), la educación o la sanidad, no tiene que depender de la buena fe, de quienes deseen “dar algo” para ella. Como bien dices, y matizando, no debería ser objetivo de “limosnas” o “dádivas” sino una inversión en calidad de vida.

    Saludos.

      • La verdad es que lo veo complicado, pero mira, lo que sí creo efectivo es que se está haciendo visible para una parte de la población que no tiene habitualmente en mente al mundo de la ciencia y lo cerca que está esta de sus necesidades diarias. El otro día, precisamente, venía escuchando la radio y hablaron de la iniciativa en RNE1.

        Si eso sirve para dar un poco de visibilidad al problema, bienvenido sea. :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s